Mostrando entradas con la etiqueta Miguel Angel Muñoz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Miguel Angel Muñoz. Mostrar todas las entradas

225 Ser


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Hoy soñé contigo y tú no lo recuerdas,
huracán de signos en silenciosa tormenta,
se disparan arrumacos en jubilosas botellas,
os delatan los latidos, nuestra arrugada presencia,
siempre quiso ser tu abrigo y se convirtió en decadencia.

Por más que perseguía, ser de tu cuerpo, la cadena,
solo fue un espejismo, que soñaba en su condena,
con ser preso de su vida y sonreír en la pena,
preso de amor en agosto, entre sus ramas de venas.

Ser pasión del trueno y el rayo, ser la luz que se desprenda
de la asustada vela, en las noches sin estrellas,
ser de la luz su boca, ¡ser!, y de ser, morir por ella.

224 Sin Luz


Autor*Miguel Angel Muñoz
Tú que al mundo guías sin luz,
abrigada por sus montes,
teje en verde y gratitud,
sus ríos sin fuego ni nombre.

Escala espigas del mar,
acantilados en la noche,
surge la vida al amar,
sin conocer el reproche,
como ruge al despertar,
como grita, como rompe,
corazón muerde y despierta,
beso suave en tinaja,
que nunca llegue a su orilla,
que nunca cese su llama.

223 Dos Manos


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Observo tu mano derecha, la izquierda no desee,
pues de ella espero paz, aunque enjuta y lenta sea
siempre supo acariciar, el áspero tacto de nube
de mi boca al suspirar, herrumbre posa su ira,
se mueve alerta al danzar, suspiro, en su dulce caminar,
más me duele y no luce, en su tacto mi soñar,
lo que tu mano derecha y la izquierda dejará,
en mis tardes de silencio, es la vida en soledad,
el lirio llora, lo sabes, la rosa al recordar,
y llora y llora la amapola, que nunca te olvidará.

Tienes dos manos, caña de azúcar,
Tienes dos manos, que por muñecas, basalto,
Que por diez dedos, diez nardos, de jardines soleados,
Que se clavan en mi pecho, sangrante y enlutado,
tan profundas que mi alma al techo y yo al tejado
siempre estamos separados.

213 Miedo


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Miedo la luna me da, madre,
por que en la noche va sola,
miedo me dan los poetas,
que la intentan consolar.
sus corazones ardientes,
papiro, final y pasión.

Miedo sus montes en gris sombra,
en viva lágrima esculpidos,
estalacmitas de besos,
poco a poco corroidos,
sobre un lecho desamores,
que perdieron su camino,
final, pasión y papiro.

Miedo me da su luz clara,
que ilumina su versar,
pena me da su castigo,
ser pañuelo del errar,
de la pasión extraviada,
de los sueños sin final.

209 Gwenhyfar


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Gwenhyfar al fin te encuentro,
la de la piel blanca y suave,
Ginebra mía,
blanca espuma del mar,
como las tardes de enero,
abres los ojos, la noche al día,
matan tus pestañas, asesinan,
muerden mis recuerdos,
germinan las semillas,
conocer y amarte
esa es mi dicha.

Gwenhyfar arroyo mío,
con la sonrisa en cascada
salta, ¡salta clara!,
campanea entre tus dientes,
y por tu boca en recodo,
de tu mirada agrietada
viviré sin pedir nada,
para amar y conocerte,
es mi esperanza.

Gwenhyfar buscas el mar,
Y en tu camino arrasabas,
pues tu mano todo abre,
corazones sin entrada,
que mecen el prado y el monte,
que parpadean y rompen,
las rosas de las cañadas,
Gwenhyfar tu que soñabas,
Aquí estoy si me esperabas.

207 Al Cielo


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Al cielo le pido tantos deseos,
y suspiros de pan, que se convierten en besos,
y entre abrazo y abrazo, llueven caramelos,
que cruzan el cosmos hasta el infierno,

y sueñan las nubes con ser nobles corderos,
y dar con sus patas sobre el triste suelo,
pisando seguros, olvidando sus miedos,
pastando los arbustos del desconsuelo.

Afloran mis lágrimas y el sol cae de lleno,
entrando descalzo, buscando tu cuerpo,
las puertas abiertas, de par en deseo,
con gestos de amor, borracho de tiempo.

Esclavo me siento de nuevo del viento,
de su santo giro, de su rugir eterno,
abriendo los brazos, tu llegada espero,
en tormenta de besos, de rayos y truenos,

Tu boca sedienta, cadena de cientos
de eslabones en plata, clavados en el lecho
de los ríos desbordados que surcan mi pecho,

Quería ser estrofa y auguró un soneto,
y ahora no es prosa, ni rima, ni verso,
es un sentimiento anclado en el cielo.

205 Marta sueña


Autor* Miguel Ángel Muñoz
El horizonte que llora,
a mala hora eligió,
ser tarde y no aurora,
para perder su ilusión,
en la boca, la demora,
la marca de dulce voz
y ahora ya no llora sola,
del saber, de su pasión,
a la tarde fue princesa,
a la noche se extinguió,
y sólo sueña con ser ella,
su primera devoción,
bajo el martillo se estresa,
fría estrella de ambición,
Marta duerme en las estrellas,
profunda noche de Orión,
ahora sueña ser poema,
verso eterno de su amor.

200 Moriré


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Un dia moriré,
y nadie me recordará,
mis ultimas sonrisas,
¿quien las recordará?.

Si ese es mi gris destino,
que nadie me recuerde más,
al menos que sea feliz,
con la sonrisa al firmar.

Un día no volveré,
y nadie me recordará,
será con triste gesto,
¿quién me recordará?.

Tan tranquilo estará,
sin un recuerdo perder,
ni verme en la vida más,
sin saber que de mi fue,

y a pesar de no querer,
en el olvido veré,
como quedo sin temor,
como muero sin amar.

197 Hay un río


Autor*Miguel Angel Muñoz
Hay un río cerca de ti,
serpiente de girasol,
que roza suave tu nido,
ahoga tu frío rencor,
muerde alegría en pena,
y aunque mi mano se estreche,
mi puño sin causa llena,
sin dar el dolor que merece.

Cerezo manso fermeta,
a mediodía se postra,
ante su elevada sombra,
la extensa sermentera,
donde tu casa se alza,
garza plata vuela esbelta,
refracta sabia rapiña,
tus destellos, tus miradas,
entre nogales y abedules,
gatos tenores entonan,
se enfría mi ansia veleta,
negros signos de esperanza,
tormenta en carta envío,
águila manca te entrega,
de cruzar ahora sin agua,
sin girasoles, ni penas,
ese río en tu barca,
de tus sueños, mis hazañas,
tan cerca, tan dulce,
que por mi cuerpo derrama,
nube olvidada, tala en rama,
la vida que me regalas.

196 Tu Cuello


Autor*Miguel Angel Muñoz
Firme columna tallada,
tallada perpetua mirada,
pálida luz a la mañana,
entra fría sin pedir nada,
ni sombra en tierra mostraba,
Bella espiga, verde calma,
en su alma injertada,
tapiz albino labrado,
morada su sangre rodaba,
yugular abajo caliente,
abrazada tersa alarga,
camina gira y refracta,
tapiz miradas cruzadas,
es tu cuello envidia sana,
de una garza enamorada,
de tu corazón y mi alma,
de tu cuello y mis alas.

171 Nostalgia


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Entre Úbeda y Baena,
Entre Córdoba y Baeza,
Mi cuerpo grita, morena,
al tacto de sus estrellas,
Entre sus noches de miedos
y sus cantos de sirenas,
Su amanecer y su tarde,
su atardecer y sus penas.
Bellas sois todas, lo sé,
con vuestra llanura en cresta,
Con vuestra negra melena,
Rizado horizonte en iglesias.
Nace niebla, llueve o nieva,
Cae mi lágrima entre ellas.

165 Mi alma rota

Autor*Miguel Ángel Muñoz
En noche negra, su cuerpo brota,
en garza negra, alumbra su boca,
en esta tarde que fue tuya toda,
respira carmín de seda rosa,
rosa roja en portentosa amapola,
que por su cuello trepa, espejismo aflora,
la fría escarcha que mora en su alcoba,
donde tejen los ángeles su aureola,
con su sonrisa su ave, mi paz colma,
llora la aurora, pálida adorna,
corona prendida de tan alta copa,
con su cantar susurra mi pena en copla,
la vida que me queda, ella me sopla
sobre altos tallos su aroma arroja,
esclavo de su deseo, no alborota
su descanso pausado, no con otra
idea, que tenerla en mi arruga, sola,
pues era lo que nunca pedí y me otorga,
la locura que me queda, que no es poca,
da su nombre un elixir a quemarropa,
que estalla al pronunciarlo mi triste boca,
hasta quedar sin aliento mi alma rota.

164 Mis Ojos


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Todo lo que mis ojos ven,
es alto, verde y claro,
todo lo que ven es tuyo,
dulce, áspero y amargo,
todo lo que sueño en ti,
es un pasado soñado,
y un futuro por venir,
del presente imaginado.

161 Curva Infinita


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Es la curva, tu sonrisa,
plano de felicidad,
nube bucle, infinita,
joya de claridad,
mar de noche, escarcha,
sal, sed, soñad,
crisantemo, pecho de ascuas,
saliva, boca, coral,
un rosario, gris, mi alma,
rezad, creed, llorad,
un suspiro. mi dios tachaba,
por su mano justiciera, rogad,
quisiera luz, (ser)
siempre escucharla,
siempre explorarla, trazad,
manos jóvenes suspiran,
rogad, rezad, clamad al alba,
nada fuerte, braza y habla,
curva infinita, soñad…

157 Capricho


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Tú que en la noche me amas,
a la mañana te vas,
y dejas mi alma rota,
por no saber regresar,
por sus huecos en luces,
entre tu suave cantar,
y sólo encuentro podredumbre,
cuando intento recordar,
la sonrisa que dibujas,
tu dulce voz al sonar,
suave sílabas en tus labios,
cuando me quieras llamar...

151 Requena


Fotografía:"Ciudad Tumular"
Autor*Miguel Ángel Muñoz
Tan cerca tu boca, Requena,
tan grácil tu tierra,
tan negra.

Opulenta recuerdas, lo sabes,
los sabores y manjares,
mis venas,
que tu pena, me envenena.

De tu tristeza, mi llanto,
y ahora no es tanto,
como era.

Tu mano serena, llena entera,
de palidez que me adora,
y ahora,
por siempre la pica, tu cuerda,
de tu arco, tu final,
de su principio, tu ojo,
de tu nuez,
un frío sollozo,
staccato justo en él,
ese punto que alto vuele,
y en tu piel siempre se pierde,

la felicidad que alargas
y hasta la noche te extraña,
la hora con que me matas,
tu altura,
de ojos profundos,
tu lo sabes, tu la guardas,

Quiero Requena, en tu huida,
la vida que llevas dentro,
la sospecha de ser tú,
de ser,
el húmedo sonido,
que a la vida, da tu boca,
que mas que sonrisa, es prosa,
que mas que verso, es soñar,
que mas que un beso, una rosa.

143 Hombre Bueno


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Un hombre bueno nació,
y en la tarde fue criado,
en la noche se perdió,
de todo estaba cansado
y aún no lo comprendío,
si volvió desconcertado,
en la calle que vivió,
nunca jamás fuera amado,
o el amor no le encontró.

Ni su vida era tan viva,
que no nació a su elección,
ni quería de esa vida,
toda mentira y dolor,
claro su triste pasado,
ser tan bueno le perdió,
y ahora quiere ser más malo,
y vivir con ilusión.

136 Verbo Amar


Fotografía:"Ángel"
Autor*Miguel Ángel Muñoz
Como pensar en esta vida,
sin tu perfecto soñar,
carrruajes de suspiros,
lágrimas que derrarmar,
a la orilla de la playa,
en la cumbre del glaciar.

Tus besos al fin sucumben,
al infinito, amar.

Las noches claras que tiemblan,
por tu mirada alcanzar,
por frenar la aurora ,
que no deja de gritar,
pasaran reyes, ocasos,
a las tardes adorar,
y vendrán también los niños,
a verte reir y cantar,

No hay miedo en mi puño,
ni tristeza en mi versar.

123 Enamorado de una madre


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Enamorado de una madre
de sonrisa transparente,
ante penas y tinieblas
siempre luce sonriente.

Enamorado de una madre
de un jardín de humanidad,
de una mirada suave
de sus ojos, plena mar.

Nacen juncos, beso en marte
carnal cárcel al despertar,
nacen sueños, piezas de arte,
Argel lame mi versar,
nacen juntos en mi sangre,
para el reloj atrasar
y se pasa cada instante,
como una estrella fugaz.

Con sus nudos gris velero,
nunca lo observa al andar,
y los años no le tocan,
rejuvenece sin más.

Enamorado de su mente,
tormenta de claridad,
de sus tenemos certeros
de sus rayos, dulce paz.

Enamorado de su nombre,
de la vida que dará,
del sabor de ser amiga,
aunque no tenga, que amar,
ella es madre, todo ama,
amor, madre, ella me da.

115 Alisar, aliviar, alinear...


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Aliado de tu cuerpo,
de tu belleza carnal,
Alivio sincero de ciegos,
Que no aman, por no mirar,
Alicaído me entrego,
Por no tener voluntad,
Aliciente, siempre supremo,
pienso solo en amar,
Alícuota imparcial trazo
y no consigo calcular,
Alienar mis sentimientos
en tu cintura marcial,
Aliento de caminantes,
Que no rezan, ni lo harán,
Aligación de deseos,
por verte reir y llorar,
Aligeras mis besos,
Por las palabras que das,
Alijo de bondad serena,
Corte de celos vanal,
Alimenta la leyenda,
Que no la olvidarás,
Alisa mi alma en la pena;
tu maravilloso final,
Alicia en su país,
algún día volverás.