De pinchazos, vacunas y lanzazos

Cicuta
PURA FICCIÓN
viernes 02/07/2010
Agudo problema el de los “pinchazos” colombianos, y eso que ahora tenemos Inteligencia soberana y revolucionaria. ¿Qué pasará con la salud de la relación bilateral, si antes de los “pinchazos” ya no aguantábamos con las “vacunas”? Está de que pidan un informe a la Comisión de la Verdad.
Al ministro Gustavo le pareció excelente la declaración de Alvarito negando los “pinchazos”. Pero al presidente Hugo le pareció una declaración pésima al interés del socialismo del siglo XXI.
Urgente. Nuestro servicio secreto informa que en la cita de la Alba en Otavalo también hubo “pinchazos”. Se aclara que no fueron culpa del DAS sino de las lanzas indígenas. Como alzaron la voz en la reunión de “los que no tienen voz”, la dirigencia de la Conaie será procesada por sabotaje.
Para salvar el pellejo, estos ecologistas infantiles pueden adoptar la nacionalidad cubana y luego hacerse ecuatorianos por naturalización. Así serían tratados como reyes en nombre de la ciudadanía universal del Buen Vivir.
Represión a los indios, control a los estudiantes, horarios al licor. ¿”Pinchazos” a las libertades? El doctor Rafico dice que no. Que los únicos que se lo merecen son los de la prensa corrupta, a ver si se curan con “un poco de su propia medicina”. Pero el remedio resultará peor que la enfermedad.