LLEGó PAPA


Ligia Minaya
Denver, Colorado

La reelección desguaza a quien pasa más de dos períodos. Es más, al segundo, ya comienzan a verse los calzoncillos rotos.

Bueeeeno, la cosa se pone color de hormiga con la llegada de Papá y la reelección y trayendo en la cola el tira y jala del PRD y las aspiraciones de otros tantos del PLD. Somos un país como un Alka-Seltzer en poco agua. Y si a esto se agrega la partida de tumba polvos, adulones, los que dan la vida por empleíto, llega un tumulto que entra y sale por todos lados y a Dios que reparta suerte. Hipólito tiene su red de pescar y sabe cómo emplearla, además, si se le conoce personalmente, se queda atrapado en esa red. Tienes tu encanto, Papá. Un hombre criado a lo Cibaeño, lenguaje incluido, chacabanas, sombrero de pajilla fina y un repertorio de palabras intraducibles y boches que no hay quien le gane. Me han contado que el domingo en que se auto-proclamó había a su lado gente no grata, que si él no los pone a la sombra, le harán bajar la cabeza. Ya veremos. Y me decía un economista que el problema estuvo en los dos últimos años, por la metida de pata de esos indeseables, así que, Papá, comienza dando boches y espantando a los que te hicieron quedar mal.

Por otro lado, la reelección asoma la cabeza, llena de pelos mal peinados, de piojos y caspa mal oliente, y no porque Leonel tenga la cabeza mal peinada, que en realidad no la tiene bien del todo por los lambones, los mediocres, los sinvergüenzas que le rodean que no tienen otra más que asegurarse un puestecito en el gobierno. Si viene otro, saben que se van a la basura, donde tienen que estar. La reelección desguaza a quien pasa más de dos períodos. Es más, al segundo, ya comienzan a verse los calzoncillos rotos. Así es que, Señor Presidente, no se deje llevar de los lambones, esos que solo le aplauden para tan solo verlo sonreír. Póngalos en su puesto, donde merecen estar, y si quiere reelegirse, hágalo, pero aténgase a las consecuencias, o pierde las elecciones, o gana y pierde en simpatía. Usted sabrá.Desde la distancia los problemas de la Patria se ven con otra mirada. Quizás más equitativa que quien está metido en la candelá. Por eso, me parece a mí, que eso de andar desde ya hablando y vociferando de elecciones, es una barbaridad; que no se han arreglado todavía los problemas que tienen los partidos y ya está en la mente de muchos un candidateo furioso, ruidoso y hasta agresivo. Llegó Papá, pero no solo él, llegó también el papa-upa-de la matica, el vuelve y vuelve ¿y está linda la mar el viento, Margarita? ¿Al pueblo, qué le queda? Hablo del que necesita luz y agua, tránsito correcto, apagar la violencia, la impunidad, la incapacidad de los funcionarios, terminar con la corrupción, y no sigo porque necesitaría el periódico completo para decir todo lo que nos hace falta.Pero nada, llegó Papá y a Dios que reparta suerte y San Pedro las bendiciones. Hay muchos que aspiran, que están esperando desde hace años, y con ellos se va a armar una ventolera que ni el más fuerte ciclón superará. Y el PLD no se queda atrás, por ahí vine Danilo ¿y otros más? ¡Ay papá, a Dios que nos coja confesados!

DIARIO DIGITAL. Saudades. 29 de junio 2010.