La cuadratura del disco

Permítame, Doña Betycita,
desearle una rápida convalecencia
del soponcio sufrido
por los continuos acosos
a los que ha sido sometida
en el cumplimiento de la sagrada misión
a Ud. encomendada,
ante el relajamiento
de la moral y las buenas costumbres,
provocada por los periodistas mediocres
en los medios corruptos del Reino.
Permítame sugerirle leer el Manual de Inquisidores,
publicado hacia la mitad del siglo XIV,
por Don Nicolao Aymerich,
inquisidor general de Aragón,
en cuyo índice Ud. podrá encontrar,
algunos procedimientos,
que simplificarán las atribuciones asignadas
al Consejo de Comunicación del Reino,
atribuciones que no tendrán validez
si no se instauran nuevamente los Autos de Fe,
tanto nacionales como locales y sabatinos,
donde se producirían las condenaciones,
abjuraciones,
reconciliaciones,
e imposición de penas
que deberían terminar en Hogueras o Chamizas,
según estas sagradas tradiciones
heredadas de Castilla y Aragón
y aplicadas, por los inquisidores descentralizados.
Permitame enumerar algunos capítulos de este Manual,
que Ud. deberá poner en consideración de su Buró,
para su lectura, aprobación e incorporación, y publicación,
previo el simulacro de jaladura de pelos con su compañera María la Augusta
y su pelea con su jefe, el marqués de Santa Ana de los Cuatro Ríos:
Capítulos del I al XIII: Interrogatorio del reo/
De la tortura/
Rebeldía y fuga del reo/
De los castigos a que condena el santo Oficio/
De las multas y confiscaciones de bienes/
De la privación de empleos, oficios y beneficios,
dignidades, que contra herejes y sus hijos se falla...etc., etc.
De Ud. su humilde servidor Homero Simpson,
primer reo condenado a la hoguera