El Abuelo visita el huerto.

El Abuelo de vez en cuando visita el huerto, no puede resistir la tentación de seguir respirando el olor de las plantas, ver como se van desarrollando o dar sus sabios consejos.
Aquí con el ayudante mayor ( Oxigenito ), lavando unas zanahorias para degustarlas acto seguido.