84 (1984) Veinticinco de Marzo


Autor*Miguel Ángel Muñoz
Día iluminado por treinta y una estrellas,
igual áspero, por no saber nada de ella,
quizas dulce, por pensar que aún me recuerda,
te fuiste de su lado y ahora sospechas,
que su cuerpo es la meta, que tanto deseas.
Miedo me daba tenerte y miedo perderte,
porque me amaras sincera, porque me nieges.

Has roto mis años, pasan despacio,
roto los días, que estaba a tu lado,
todos perdidos, todos has quemado,
en las brasas frías del desamparo.
Sí, con mi vivir muerto y abrasado,
con mi pecho abierto, a ti otorgado,
no quieres amor y me lo has robado,
cuanto más dudo, más enamorado.

No con palabras te habría contado,
lo que encierro dentro de este rosario,
que forma mi cuerpo y cierran mis manos,
lo mucho que quiero, lo mucho que te amo...

Este veinticinco es tuyo, te lo regalo,
el resto de tu vida es mía... la reclamo.