uno para dos


la maravillosa simplicidad de un bocata... en este caso libanés.

milonga sentimental