hospital de abona

desde la fantasmal desolación de un hospital para leprosos nunca habitado

veo

la libertad salvaje del viento,

del mar