el mendigo


ya está otra vez en su sitio...
me encanta esta escultura


god is in my house